Clasificación de los productos de un e-commerce

Tipos de productos venta online

Hoy vamos a clasificar los tipos de productos que se pueden vender en una tienda online. Según nuestro negocio online venderemos un tipo de producto y otro dentro de nuestro catálogo de productos, dependerá del modelo de negocio online que hayamos establecido.

Tipos de productos disponibles para vender en un e-commerce

Los vamos a clasificar en función de su naturaleza como productos físicos, productos descargables y servicios. Por último y aunque engloban todos estos tipos de productos, también queremos mencionar a los e-commerce que ofrecen suscripciones como un tipo aparte. Pues el funcionamiento de estos e-commerce de membresía no tiene nada que ver con el resto de tiendas online.

Productos físicos

Los número uno dentro del mundo e-commerce. La mayoría de tiendas online de nuestro país venden productos físicos. Internet es el mayor centro comercial que verás en tu vida. Por lo tanto podemos encontrar todo tipo de productos físicos disponibles para la venta. Moda, decoración, hogar, ocio y niños son alguno de los sectores con productos físicos que mejor funcionan en Internet.

Si quieres conocer todos los productos físicos que puedes vender en un e-commerce visita nuestro artículo ” Tipos de productos físicos para vender por Internet

Productos descargables

La lista de productos intangibles o virtuales que podemos comprar en un e-commerce no deja de crecer. Dentro de esta categoría estarían todos los productos que permiten descarga, como ebooks, revistas, software o plantillas. También incluiríamos dentro de esta categoría a aquellas tiendas online, que ofrecen cursos, formación y tutoriales descargables previo pago.

Si quieres saber más sobre los productos descargables que puedes comercializar en tu tienda online no dejes de leer nuestro artículo “Tipos de productos descarbles para un e-commerce

Servicios

Definimos como servicio el trabajo que realiza una persona física o jurídica y que no responde a ningún tipo de bien ni tangible ni intangible.

Dentro de esta categoría entrarían todo tipo de trabajadores freelance que a través de una tienda online venden su tiempo. Redactores, diseñadores o community manager, que crean un producto para cada servicio que pueden prestar y que como cliente puedes adquirir a través de Internet a un precio cerrado.

También incluimos a todas aquellas tiendas virtuales en las que se realizan reservas de alojamientos, vehículos o billetes de tren o avión y entradas a espectáculos o conciertos. Aunque tras la compra se descargue un ticket no responde a un producto descargable. Lo que descargamos no es el producto comprado sino más bien un justificante que nos permite acceder al servicio contratado.

[Si quieres saber qué productos se pueden vender por Internet os recomendamos este artículo “Qué productos vender a través de un e-commerce“.

Suscripciones

Esta categoría como ya hemos comentado incluye productos de todo tipo, físicos, descargables y servicios.

El funcionamiento de estas webs consiste en realizar una suscripción de pago que normalmente es de carácter mensual aunque se suele contratar por periodos de un años. Actualmente muchos e-commerce ofrecen también la suscripción como una forma más de fidelizar a sus clientes. Pero en este caso nos referimos a los e-commerce que se dedican en exclusiva a este tipo de servicio. Estas plataformas de venta basan sus ingresos en la suscripción de clientes.

Podemos encontrar en Internet todo tipo de tiendas virtuales que ofrecen esta posibilidad. Tiendas de delicatessen o de productos de alimentación para dietas que una vez al mes nos envían una caja con novedades. Kioskos online con los que recibir periódicamente tu revista favorita. La comodidad es su máxima. Te suscribes con un precio cerrado por un determinado periodo de tiempo y te olvidas. Mes a mes lo recibes en tu casa

También existen tiendas virtuales que ofrecen servicios con suscripción o membresía. Portales de servicios médicos o de profesionales de la abogacía a los cuales tras suscribirte puedes realizar un determinado número de consultas.