Cómo hacer un análisis de mercado para tu tienda online

Análisis del mercado online

Habitualmente se entiende que la competencia es algo negativo para una empresa, pues suele asociarse a la idea de que los competidores restan ventas. Pero la competencia, especialmente en tiendas online, es una fuente de información vital para conocer el estado del mercado antes de lanzarnos a vender en Internet con nuestro e-commerce.

¿Cómo podemos realizar un análisis de la competencia de nuestro e-commerce?

Es mucho más sencillo de lo que parece y puedes hacerlo tu mismo. Tan solo hay que seguir estos tres puntos de análisis para hacer el estudio del mercado online y sacar el máximo provecho de los datos obtenidos. Merece la pena invertir tu tiempo y esfuerzo en analizar la competencia de tu tienda online porque aporta muchos beneficios realizar un análisis de mercado para el e-commerce.

Analizar a nuestra competencia en Internet nos permitirá publicar nuestra tienda virtual sabiendo no solo contra quién, sino también cómo competimos. Saber qué posición ocuparemos es imprescindible para poder mejorarla y encontrar las formas o aspectos en que podemos diferenciarnos de nuestra competencia online creamos un negocio online.cuando

 1.- Saber contra qué comercios online competimos

El primer paso es identificar a las empresas que se sitúan en el mercado como nuestra competencia directa en Internet. Para eso basta con realizar búsquedas con las palabras de los  productos que vayamos a comercializar. Tendremos que fijarnos en los resultados que nos ofrezca el buscador, tanto orgánicos como de pago. Es recomendable realizar varias búsquedas. Utilizar distintos conjuntos de palabras que incluyan términos como «compra» «online» o localizaciones. Seguro que encuentras una serie de e-commerce que siempre aparecen entre los primeros resultados. Esos son tus competidores.

2.- Conocer cómo competir con un negocio online

Una vez identificadas las plataformas de venta de nuestro sector o mercado, debemos saber cuáles son sus puntos fuertes, sus estrategias y toda aquella información que podamos recabar sobre ellos. En esta lista están los aspectos más importantes que debemos tener en cuenta en el análisis de competencia para llevar a cabo una correcta gestión del e-commerce.

  • Palabras clave mejor posicionadas y SEO.
  • Campañas de adwords y SEM.
  • Si tienen blog, frecuencia de las entradas y tipos de post.
  • Sobre el catálogo de productos, precio, disponibilidad y variedad.
  • Redes sociales, presencia, seguidores, interacciones y publicaciones.
  • Emails, podemos suscribirnos a los newsletter de nuestros competidores. Es la mejor forma de ver en primera persona que promociones, ofertas o novedades comunican a sus clientes.
  • Coste de los envíos, tipos y plazos de entrega de logística en el e-commerce.
  • Diseño, estructura, rapidez y usabilidad de cada tienda online.
  • De que formas dan atención al cliente por email, teléfono o chat.
  • Tipos de clientes, hábitos de compra, cuando compran y que compran.

3.- Establecer nuestros propios objetivos

Llegados a este punto deberíamos saber, qué, cómo y cuándo venden nuestros competidores. Una vez recabada toda la información sera más sencillo visualizar los objetivos que nos podemos marcar para nuestro e-commerce. No se trata de copiar, ni de hacer lo mismo que hacen los demás. Se trata de saber cómo podemos diferenciarnos de ellos, así como, de encontrar los puntos en los que podemos ser mejores y además imitar todas aquellas estrategias que nuestros competidores han desarrollado con éxito.

Tener una mejor y mayor presencia en redes sociales que otros no hayan explotado. Utilizar palabras clave con un menor coste de posicionamiento. Prestar una atención al cliente más personalizada. Realizar los envíos con un menor coste o plazo. Son solo algunos de los objetivos que podemos fijar tras estudiar la competencia de nuestra tienda virtual y haber analizado los datos obtenidos, además el estudio de mercado nos permitirá conocer mejor a nuestros potenciales clientes y por lo tanto, segmentar el mercado para realizar acciones de marketing dirigidas a ellos.