¿Es seguro utilizar métodos de pago virtuales?

Métodos de pago seguros

Si eres de los que lleva años realizando sus comprar a través de tiendas online publicadas en Internet, probablemente conozcas de sobra las seguridades e inseguridades de los distintos métodos de pago virtuales que existen. Pero todavía hay muchas personas que se siguen planteando esta pregunta. A muchas de ellas la duda les limita a la hora de realizar un pedido en un e-commerce.

Si vas a crear un negocio online y no tienes claro si los métodos de pago virtuales pueden ser seguros para ti y para tus usuarios continua leyendo esta entrada. Si quieres conocer el funcionamiento de una pasarela de pago virtual visita nuestro artículo “Cómo funciona la pasarela de pago”.

La seguridad en los métodos de pago virtuales

Para dar respuesta a esta pregunta vamos a aclarar en primer lugar de donde pueden provenir las inseguridades y riesgos a la hora de realizar un pago en una tienda online.

Riesgos derivados del propio usuario

Gran parte de los riesgos e inseguridades a la hora de realizar un pago con un método virtual los origina el dispositivo y la conexión a Internet que estemos utilizando para realizar el pedido. Las redes WIFI de carácter público no son seguras. Haz tu compra conectado a Internet en tu casa o en otro lugar seguro. Evita cafeterías, centros comerciales o estaciones para este tipo de operaciones de compra. Además también es importante que el dispositivo utilizado este actualizado. O que cuente con un antivirus o algún otro tipo de protección anti Phishing.

Como puedes ver si vas a hacer una compra en una plataforma de venta y este ofrece fiabilidad es difícil que el método de pago virtual seleccionado provoque algún problema al usuario. Siempre y cuando este tenga ciertas precauciones con su dispositivo y conexión a Internet.

Riesgos derivados del e-commerce

Lo primero que debemos tener en cuenta es que el e-commerce tiene que ofrecernos una cierta fiabilidad.  Esto lo podemos comprobar a simple vista si tenemos el certificado SSL. Si constatamos que la dirección de la web comienza con un https y aparece un candado cerrado a la izquierda. Así se garantiza que la información que se transmite esta cifrada. Por otra parte es recomendable comprobar que en la tienda online aparece la información relativa a la empresa. Una dirección completa, un CIF o NIF y un teléfono de contacto operativo.

Ademas existen diferentes tipos de pasarelas de pago para e-commerce como PayPal que garantizan la devolución del dinero si surgen problemas o discrepancias con el e-commerce. Otra de las ventajas de este método de pago es que es la plataforma de pago, la que se encarga directamente de la recogida de datos que ni si quiera pasan por la tienda online. Aunque esto mismo ocurre si se realiza el pago con tarjeta en un TPV virtual con autenticación. Pues es el propio banco y no el e-commerce el que recogerá los datos de pago.

En el punto opuesto están las pagos realizados a través de servicios de transferencia instantánea tipo Western Union  o MoneyGram. Estos métodos de pago virtuales no están pensados para transacciones comerciales. A pesar de que la forma de pago en si es segura. No ofrece ninguna garantía en caso de fraude o disconformidad. El pago realizado no se puede anular o devolver.

Así que después de esto esto podemos afirmar que los métodos de pago virtuales son seguros. Siempre y cuando claro esta tomemos ciertas precauciones.