Factores que afectan al precio del producto del e-commerce

Productos para e-commerce

Establecer los precios de los productos es una tarea de relevante importancia, puesto que de ellos dependen los futuros beneficios de la empresa (recordemos que se tratan de ingresos menos costes), y, como cualquier negocio, nosotros queremos que esto sea factible. Vamos a dar los factores esenciales que pueden afectar y algunos ejemplos o sugerencias de cómo colocar estos precios en el e-commerce para que nos ayuden a cumplir nuestros objetivos:

A continuación detallamos diferentes factores que tenemos que tener en cuenta cuándo creamos la política de precios del e-commerce y lo establecemos en el catálogo de productos.

  • Coste de adquisición o fabricación. Es el factor más importante a tener en cuenta a la hora de colocar el precio a un producto. No nos sería rentable colocar un precio por debajo de su coste de adquisición (en caso de no fabricarlo nosotros) o de fabricación (si lo hemos hecho nosotros).
    • CONSEJO: para reducir este precio se pueden aplicar economías de escala (trabajar produciendo o comprando grandes cantidades para que creen sinergia y el coste por unidad de producto se reduzca), para ello hace falta no solo gran experiencia, sino alto capital.
  • Calidad del producto. ¿Pagarías más por un producto que a simple vista no merece la pena? Seamos sinceros: no, no pagarías. Por eso, hay que tenerlo en cuenta: productos de mayor calidad será recomendable establecer un precio alto; un precio bajo para productos de calidad baja.
    • CONSEJO: ¿y si invertimos en mejorar la calidad, en ofrecer distinción en nuestros productos? Seguro que si te mostramos una magdalena a 1€ no la compras, pero un cupcake a 1’6€ segurísimo que sí.
  • Personalización. Productos que han tenido que ser personalizados en exclusiva para algunos clientes incurrirán en un precio sustancialmente más elevado.
    • CONSEJO: si mejoramos esta personalización en eficiencia de costes, podremos añadir valor a nuestros productos sin que nos cueste más de lo que nos suele costar, por lo que ahorraríamos en costes.
  • Política de devolución. Quizás incluyendo una subida sustancial al precio para cubrir parte de la política de devolución del e-commerce  deproductos defectuosos o en mal estado podría suponer un problema si no se gestiona bien.
    • CONSEJO: tratar de establecer correctamente una buena política de devolución capaz de ser efectiva y eficiente para reducir costes.
  • Costes de envío. Este factor va relacionado con el anterior, aunque también tenemos que incluir aspectos importantes en los costes de envío no solo de la empresa-cliente, sino del fabricante-cliente.
    • CONSEJO: intentar evitar de incluir este coste al precio final del producto, puesto que elevaría el producto.

Tener en cuenta todos estos factores no implica incurrir y colocar de manera explícita todos ellos en el precio del producto final, puesto que aumentaría enormemente el poder adquirirlo y posiblemente no estaríamos ganando nada de beneficios.

Consejos o ejemplos para establecer los precios en nuestro e-commerce

Te mostramos a continuación algunos consejos o ejemplos para establecer los precios en base a estos factores.

  1. Precio recomendado por el fabricante. A veces, cuando adquirimos productos de los proveedores del e-commerce y los revendemos, nos hacen una sugerencia sobre el PVP (precio de venta al público) que recomiendan que coloquemos para evitar competencia, y se tenga en cuenta costes de envío, transporte y demás. A veces, este precio puede suponer un alivio tanto para nosotros como para el cliente (certeza de que es el precio establecido por el fabricante).
  2.  Precio sobre coste de adquisición. Podemos saltarnos el precio anterior y colocar un precio inferior al PVP, siempre sin incurrir en pérdidas. Ganaríamos algo de beneficio, y ventaja: seremos los que más barato vendan ese producto. Pero para que esto ocurra y se pueda llevar a cabo debemos trabajar con grandes cantidades, para que el coste por unidad sea muy inferior.
  3. Precios descuento. Establecer los precios originales con descuentos temporales (rebajas) podría ser una buena opción para aumentar las ventas a corto plazo. Pero no deberíamos abusar de ello, pues nos podría ocasionar pérdidas al largo plazo.
  4. Precios de la competencia. Establecer los precios acorde a los precios de la competencia para evitar entrar en guerra y estar, en cierta medida, luchando en el mismo campo de batalla que nuestro rival.
  5. Precios con promociones. Algunos precios pueden ir acompañados de alguna promoción (con algunos cupones, estar en packs: si se lleva x cantidad le rebajamos el precio de la siguiente).