Tipos de TPV virtual

Clases de TPV Virtual

Si ya te has decido a instalar un TPV virtual en tu e-commerce. Pero todavía no tienes claro cuál es el más apropiado para tu negocio online. Te contamos cuales son las principales diferencias entre los distintos tipos de TPV virtual que existen en el mercado.

Listado de los tipos de TPV virtuales

Podemos clasificar los TPV virtuales en función de la seguridad que ofrecen en las transacciones en tres tipos distintos. TPV virtual con 3D Secure, sin 3D Secure y TPV virtual mixto.

TPV virtual 3D Secure

Este tipo de TPV virtual es el más conocido y utilizado en el comercio electrónico. Su sistema de seguridad solo permite el pago con las tarjetas que tengan habilitado el protocolo 3D Secure. Para realizar el pago en este tipo de TPV virtual el usuario debe introducir los números de la tarjeta, la fecha de caducidad y el CVV que aparece detrás de la tarjeta. Posteriormente el usuario es redirigido desde la pasarela de pago, a la página de su banco. En este punto el usuario tiene que introducir una clave adicional que normalmente le acaba de ser enviada al móvil o se corresponde con un número en una tarjeta de firmas y coordenadas.

A pesar de las garantías que ofrece este método de pago, algunas personas no tienen habilitado el protocolo en sus tarjetas. Lo que les impide efectuar el pago en el e-commerce y en muchos caso abandonar el carrito de compra. Además se debe tener en cuenta que con este tipo de TPV el proceso de pago se alarga. Al tener que realizar un paso más con la solicitud de la clave adicional.

TPV virtual sin 3D Secure

Menos conocido e implantado en el e-commerce. La mayoría de entidades bancarias se niegan a concederlo si no existe un volumen de operaciones muy alto. Es el TPV virtual utilizado por grandes corporaciones y empresas. A diferencia de los TPV virtuales con 3D Secure, con este método de pago el usuario solo tiene que introducir los datos que aparecen en su tarjeta. Aunque supone el método de pago más rápido para un TPV virtual y además admite todo tipo de tarjetas. En contra partida este tipo de TPV virtual representa un mayor riesgo de suplantación de identidad. Ya que no verifica que el portador de la tarjeta sea el titular de la misma.

TPV virtual Mixto

Este tipo de TPV virtual permite establecer un límite en el importe de las operaciones. De esta forma se puede realizar el pago en el e-commerce sin el protocolo 3D Secure. Hasta un determinado importe fijado de antemano por la tienda online. A partir de ese determinado importe prefijado, se necesitaría una tarjeta habilitada con el protocolo 3D Secure, así como la clave adicional. Este tipo de TPV virtual mixto reduce el riesgo por fraude a las operaciones de menor importe. Que resultan más fáciles de asumir por el e-commerce. Reservando los protocolos de mayor seguridad para operaciones de importe elevado. Aunque a primera vista pueda parecer la opción idónea, cabe mencionar que muy pocas entidades disponen de este tipo de TPV virtual y su presencia es escasa en el comercio electrónico de nuestro país.

Si no sabes por qué utilizar un TPV virtual, visita la entrada “Ventajas de utilizar un TPV virtual en el e-commerce“.