Tipos de KPI para negocios online

KPI para e-commerce

Para que un negocio salga adelante, se necesita del trabajo continuo y en conjunto de todos los departamentos que conforman una organización. En un e-commerce pasa exactamente igual. Para garantizar el éxito de las estrategias definidas y lograr conseguir nuestros objetivos, es fundamental que haya buena comunicación y un trabajo en equipo constante, para estar al tanto de cualquier novedad importante que pueda afectar a la buena marcha de la tienda online.

Así, existen numerosos tipos de KPI o indicadores clave que nos ayudarán a llevar la analítica para e-commerce a otro nivel, siendo mucho más eficientes y productivos en nuestro día a día y logrando un valor adicional respecto a la competencia increíble.

Algunos ejemplos de KPI

Son muchos los tipos de KPI que existen, sin embargo, nosotros deberemos escoger y analizar únicamente aquellos que nos interesen, en función del sector en el que desarrolle nuestra empresa su actividad, así como también en función del departamento en el que estemos desarrollando la estrategia, etc. Porque no serán los mismos datos si nos referimos a la analítica para e-commerce del sector de la moda, que del sector portuario, por ejemplo.

Sin más dilación, te contamos algunos de los ejemplos de KPI que existen:

KPI financieros

Uno de los tipos de KPI que primero se viene a la mente de los responsables de la organización son aquellos que miden la entrada y salida de dinero y que nos van a decir, en definitiva, cuánto dinero vamos a ganar y cuánto nos podemos gastar.

Los KPIs financieros, por tanto, sirven tanto para los ecommerce como para el resto de compañías para entender la procedencia de los activos y poder comprobar así la buena o mala marcha del negocio. Medir KPIs tales como el beneficio neto, la tasa de retorno de inversión, la tasa de crecimiento anual o el ciclo de conversión de efectivo, nos ayudarán a comprobar cuánto nos costará llegar a nuestros objetivos y cuál es la desviación respecto a las previsiones que se han realizado previamente.

KPI de producción

En referencia a los KPI de producción, éstos nos ayudarán a controlar la mejora continua de los procesos implantados en la empresa, apostando por recursos y modos de organización que nos permiten ser más productivos e incrementar los niveles de producción con el menor uso de recursos posible.

Así, si apostamos por la analítica para e-commerce, estos KPIs de producción no los podemos dejar pasar:

  • Stock medio de materias primas.
  • Porcentaje de cumplimiento de plazos.
  • Rotación de inventario.
  • Coste medio de gestión de pedidos del e-commerce.
  • Errores de previsión de demanda.
  • Plazo medio de pago.

KPI de logística

El departamento de logística del e-commerce ha cobrado gran protagonismo últimamente. Vivimos en la era de la inmediatez, los clientes exigen entregas 24/7, por lo que, es imprescindible tener definidos unos objetivos muy claros sobre cómo gestionar la logística. KPIs de logística como: previsión de inventario, control de tiempos de entrega, devoluciones, coste de transporte…no se pueden dejar pasar por alto. Porque la logística no implica únicamente mantener en orden nuestros almacenes, sino que supone el nexo desencadenante de la satisfacción o no de nuestros clientes y, en definitiva, de la reputación de nuestra empresa. ¿Qué pasaría si  nos retrasamos una semana en la entrega de un producto? Ese cliente no nos comprará más y se irá a la competencia. Por tanto, los KPIs de logística son fundamentales tenerlos en consideración.

Son muchos los tipos de KPI que existen y no se trata de una lista cerrada e inflexible. En función de tu sector.  apostarás por el análisis de aquéllos que sean mejores para la consecución de tus objetivos.