Cómo aplicar test A/B en el e-commerce

Cómo hacer los test a/b en el e-commerce

Tenemos que tener claro que nuestro objetivo principal es obtener el máximo rendimiento de nuestro e-commerce. Durante el proceso de compra de los clientes intervienen diferentes elementos que pueden hacer que el cliente finalice la compra o por contra abandone el carrito de compra.

Del éxito del e-commerce depende diferentes factores ¿qué factores provocan que los clientes no terminen la compra? Para averiguarlo podemos realizar diferentes experimentos o pruebas que conseguiremos medirlas gracias a las herramienta de analítica del e-commerce.

Estrategia para hacer un a/b testing en la tienda online

Una de las mejores formas de obtener rendimiento del e-commerce es conocer el comportamiento de compra del usuario, ya que de él depende la mayoría de los ingresos. Podemos emplear métodos como el test A/B en el e-commerce para mejorar el rendimiento de nuestro negocio online. Hoy te contamos la estrategia a seguir para realizar el test A/B para incrementar las ventas de la tienda online.

Preparar los aspectos a analizar

Cuando se analiza el tráfico de una web se pretende analizar diferentes aspectos. Entre ellos, se debe conocer lo que queremos analizar: dónde se da clics, por dónde se pasa el ratón, dónde se posicionan los títulos, la llamada a la acción, las recomendaciones de otros productos, entre otros aspectos que consideremos oportunos. El primer paso será definir el tipo de KPI que se va a analizar con el experimento.

Saber qué tests A/B mostrar

Una vez sabemos qué aspectos queremos mejorar debemos diseñar diferentes versiones de la tienda online  acorde a estas modificaciones. Se deberán mostrar opciones variables corrigiendo los aspectos a tratar. De especial importancia aquellos que den solución y mejoras a los puntos fuertes que queremos mejorar. Se recomienda que por Test A/B solo se haga cambios en una variable, sino será muy difícil identificar cuál es la que produce la mejora.

Seleccionar una página a mostrar

Deberemos fijarnos en una página concreta que podamos analizar y aplicar estos métodos. Servirá aquella que, tras haber realizado un test previo nos haya resultado como potencialmente aconsejable de ser cambiada (mala posición de botones, mal tráfico, pocos clics, etc…).

Uso del test A/B a los usuarios

Una vez montado los diferentes tests de las diferentes versiones se deberá mostrar a diferentes usuarios para que estos testeen y prueben cuál es el mejor, o cuál soluciona sus búsquedas y problemas de manera más eficiente. Tendremos que seleccionar una muestra lo suficientemente grande y representativa de la población objeto de estudio que queremos ocuparnos y que nos incumbe (si vendemos tablas de surf, a todas las personas que normalmente hayan o suelan comprar tablas de surf o estén por la labor de hacerlo).

Análisis de datos

Una vez difundido las versiones y testeadas suficientemente necesitaremos analizar los datos aportados por los diferentes usuarios. Para ello se aplicarán técnicas estadísticas para representar qué variables se deberán tratar para cambiar o mejorar: qué llamadas a la acción deberán ser cambiadas, qué aspectos de la web deberán ser movidos a cierto lugar, dónde situar ciertos botones o si las imágenes están en tamaño o resolución perfecta. Puedes ampliar esta información en el artículo “Cómo hacer pruebas a/b en las llamadas a la acción

Dónde realizar el test

El test se podrá realizar de diferentes formas: desde la misma plataforma de venta, desde alguna app, desde una página especializada para este tipo de tests o incluso personalmente a los usuarios.

Testear continuamente

Es necesario que las mejoras se sigan implementando de forma continua en la tienda online. Por ello, es recomendable que los tests A/B sean implementados de forma paulatina y continua para brindar a los usuarios una mejor experiencia en la tienda online

Esto nos ayudará a ajustarnos mejor a lo que el cliente quiere, siendo más eficaces y eficientes y, por su puesto, obteniendo de este modo mayores beneficios.