Cómo establecer las KPIs para un comercio electrónico

KPI para e-commerce

¿Te haces una idea de la cantidad de datos que tu e-commerce puede generar en 24h? ¿No es una pena dejarlos pasar y no aprovecharlos para implementar tu estrategia de ventas de una manera más óptima, adecuada y eficiente?

Sin duda, los datos esconden un gran valor. Lo importante es saber aprovecharlos de la mejor de las maneras. ¿Cómo? Sabiendo cómo establecer las KPIs para un comercio electrónico.

¿Qué KPI analizar en un e-commerce?

Es importante que tengas en cuenta que, para llevar y gestionar el e-commerce al éxito, en primer lugar, debes establecer de manera detenida cuáles son los objetivos y metas que quieres conseguir. De nada vale decir que quieres vender más, si no tienes claro cómo quieres hacerlo. Sería empezar la casa por el tejado.

Los KPIs para e-commerce te revelan información de valor, ayudándote a conseguir más ventas empleando menos recursos y optimizando tu estrategia de ventas.

Para esto es, precisamente, para lo que sirven los KPIs para e-commerce o indicadores clave, para ayudarte a analizar los aspectos más relevantes de tu tienda online. Es así, a través de la analítica de la información, como realmente exprimirás los datos y tomarás decisiones adecuadas, acertadas y que te ayudarán a lograr tus metas.

Sin embargo, ¿sabes cuáles son los mejores KPIS para un comercio electrónico? Te los contamos:

1. Coste por lead.

Seguro que llevas un control del total de leads que te contactan. Sin embargo, ¿sabes cuánto te cuesta adquirir cada uno? Se trata de un dato realmente importante, puesto que ello al final te va a repercutir en tu balance de cuentas.

Analiza las fuentes de entrada de los leads, las campañas de email marketing, redes sociales, etc que tienes activas y mide su rentabilidad. Gracias a la analítica del e-commerce podemos saber si de una fuente te entran pocos leads y cada uno de ellos tiene un coste elevado y, finalmente, no llega a contratarte nada, posiblemente tengas que plantearte no invertir en esa fuente de entrada.

2. Ratio de conversión.

Otro de los KPIs para e-commerce importante es el ratio de conversión. Del total de usuarios que entran en tu web, ¿cuántos finalmente contratan tus servicios o realizan una reserva?

3. Porcentaje de rebote

Un KPI para e-commerce que encontrarás rápidamente en Google Analytics. Este porcentaje de rebote mide el porcentaje de abandonos en la página de inicio de tu página web, sin haber realizado  ninguna interacción en la web. Esto puede pasar porque ha entrado y no ha encontrado el contenido que iba buscando, por ejemplo.

El porcentaje de rebote te servirá, entre otras cosas, para medir la eficacia de tu página a la hora de retener visitas. Cuanto más alto sea este KPI para e-commerce, por tanto, peor.

4. Valor medio de compra.

Este KPI para e-commerce se calcula dividiendo el total de compras durante un periodo de tiempo concreto entre el total de compradores. De esta manera, conoceremos la rentabilidad  de nuestro negocio y podremos analizar de manera constante si vamos conforme al objetivo que previamente nos hemos marcado o no.

5. Total de carritos abandonados

Son muchos los usuarios que añaden productos al carrito de compra y que no finalizan el pedido. Detectar todos estos usuarios nos da una idea de qué puede estar fallando en el proceso de check-out de nuestro e-commerce: ver si el abandono se produce más en unos productos que en otros, si hay algún error durante el proceso (que falle un cupón descuento, no ofrecemos suficientes métodos de pago, los gastos de envío son muy elevados…).

 

En definitiva, los KPIs para e-commerce te van a ayudar a maximizar la rentabilidad de tu tienda online y te permitirán, además, detectar cualquier error, por mínimo que sea, al instante. Da valor a tu estrategia online gracias a la analítica.