Cómo funciona Stripe

Usos de Stripe

Stripe es una pasarela para realizar pagos seguros y rápidos en el  e-commerce. Con ella se puede realizar el pago con todo tipo de tarjetas bancarias en una tienda online.  En la entrada “Características de Stripe”  puedes ver todas las funcionalidades de este método de pago que no deja de extenderse en Internet. Hoy vamos ver como es exactamente su funcionamiento y que comisiones cobra al e-commerce por el uso de sus servicios.

En qué consiste Stripe

El funcionamiento de Stripe es muy similar al de otras conocidas pasarelas de pago como pueden ser PayPal o el TPV virtual. Al igual que ellas, Stripe también cumple con los máximos niveles de seguridad y confidencialidad. Si quieres saber más sobre estas pasarelas no te pierdas las entradas “Caracyerísticas de Paypal” y “Características del TPV virtual” donde te contamos las principales características de estos métodos de pago”.

Para realizar el pago con Stripe en un e-commerce, el usuario solo tiene que introducir los datos de su tarjeta bancaria, al igual que haría en un TPV virtual. La principal diferencia es que con Stripe el usuario nunca abandona la página de pago o pedido del e-commerce. La compra se finaliza y paga en un solo clic y sin ser redirigido expresamente a la página de la pasarela. Ya que esta, se encuentra perfectamente integrada en el propio e-commerce. El resultado para el usuario es una compra más fácil, rápida y ágil.

En lo que respecta al e-commerce, para utilizar Stripe se tiene que realizar el registro y creación de cuenta. Se deben consignar todos los datos relativos a la tienda online. El proceso de registro se valida en aproximadamente una semana. Después de este periodo y una vez activada la cuenta, se puede realizar la implementación de Stripe como pasarela de pago en el e-commerce y empezar a admitir el pago con tarjeta bancaria en la tienda online.

Qué comisiones cobra Stripe

Al igual que el resto de métodos de pago disponibles para el e-commerce, Stripe tiene unas comisiones por uso o servicio. Su tarifa de pagos es muy sencilla. No es necesario estimar un volumen de ventas. Tampoco tener en cuenta las operaciones realizadas en el mes anterior. Como si ocurre con otras pasarelas  de pago, cuyas comisiones varían en función del volumen de ventas del e-commerce.

Además Stripe solo tiene comisiones por operación efectuada. No lleva asociado ningún otro gasto por mantenimiento, administración o instalación.

Stripe diferencia dos tipos de pagos, con tarjeta europea y no europea.  En función del tipo de tarjeta se aplica un porcentaje fijo de comisión sobre el importe de la venta, más una comisión adicional que también es fija y además del mismo importe con independencia del tipo de tarjeta utilizada. Estas son sus tarifas.

  • Comisión de Stripe por pago con tarjeta europea:

El porcentaje fijo que cobra Stripe sobre el importe de la venta es de un 1,4 %.

La comisión fija adicional es de 0,25 €.

  • Comisión de Stripe por pago con tarjeta no europea

En este caso el porcentaje fijo sobre el importe de la venta es 2,9 %.

La comisión fija adicional es de 0,25 €.

Si comparamos estas tarifas con las de otras pasarelas de pago. Podemos comprobar que Stripe resulta mucho más económica que su competidora Paypal y que el TPV virtual en muchas ocasiones. No obstante las tarifas para TPV virtual son muy diversas. En ocasiones en función del banco emisor, el TPV virtual puede resultar más barato que Stripe.