Ventajas de ofrecer el proceso de compra como invitado en el e-commerce

Por qué ofrecer compra como invitado

El proceso de compra como invitado en el e-commerce es una modalidad que podemos ofrecer a nuestros usuarios cuando van a comprar en la tienda online. Cuando el usuario realiza el checkout en el e-commerce debe seguir una serie de fases para completar la compra, entre esas fases se encuentra la etapa de registrarse o logearse en la plataforma de venta.

Para concluir con éxito la compra es necesario que tengamos los datos del cliente para llevar a cabo el envío de manera satisfactoria, podemos ofrecer la opción de compra como invitado o registrarse. A continuación vamos a ver por qué ofrecer el checkout como invitado en el e-commerce

Por qué ofrece el checkout como invitado

Como hemos visto anteriormente esta opción permite al usuario realizar la compra del e-commerce sin necesidad de darse de alta como usuario. Esto es ventajoso porque el cliente no siente la obligación de que tiene que registrarse para comprar. Muchos usuarios son reticentes a proporcionar datos a las empresas por miedo a que utilicen esa información con fines comerciales. Con esta opción el cliente está más seguro.

El comportamiento de los usuarios actualmente es de compra inmediata. No quieren perder tiempo en las comprar y por este motivo cuanto más rápido sea el proceso de compra mejor. Con la opción de compra como invitado el cliente ahorrará tiempo, no será necesario que complete un extenso formulario. Además, e cliente se siente más satisfecho porque el proceso de compra es más fluido. 

Ofrecer en la tienda virtual varias opciones siempre es algo beneficioso. Los clientes no son todos iguales y cuantas más posibilidades ofrezcamos mejor llegaremos a todos. No consiste en seleccionar el checkout como invitado sobre el checkout con registro, son dos procesos de compra complementarios.

Desventajas del checkout como invitado

Aunque a priori es aconsejable introducir en la plataforma de venta el proceso de compra como invitado es cierto que lleva asociado una serie de inconvenientes para el empresario.

El principal problema es que no podemos crear una BBDD de los clientes que escogen la opción compra como invitado. Al no darse de alta como usuario no podemos utilizar los datos del cliente con fines comerciales. Esto es un inconveniente ya que las campañas de marketing para e-commerce son muy efectivas para fidelizar al cliente y hacer que vuelva a comprar en la tienda online.

Obligar al cliente a registrarse provoca que la tasa de abandono del carrito de compra aumente, ya que llegados al paso del registros hay un porcentaje de usuarios que no se sienten cómodos y se van del e-commerce. Por este motivo es recomendable ofrecer las dos opciones, sin embargo como la opción del registro es la que nos interesa a nosotros es necesario potenciarla.